Feria Artesania de Aiguafreda (y por fín llegó el día)

Hola de nuevo.

Como dicen que lo prometido es deuda, hoy os voy a contar un poquito sobre la XI Feria de Artesanía de Aiguafreda, que después de mucho esperar por fin llegó el sábado pasado.

Continúa leyendo Feria Artesania de Aiguafreda (y por fín llegó el día)

Anuncios

Feria de artesania de Aiguafreda

Hola a todos,

Os traigo un post rápido, sólo para contaros que el próximo 2 de Diciembre, en una localidad muy cercana a donde resido: Aiguafreda se celebrará la XI Fira d’Artesania.

Continúa leyendo Feria de artesania de Aiguafreda

Una escapada por tierras del Ebro

Hola a todos!

 
Hoy quiero contaros que el fin de semana pasado, estuvimos de escapada “sin niños”, la verdad es que yo me los llevaría a todas partes siempre, pero una vez cada 2 años puedo soportarlo y no creo que les cause ningún trauma.  Aunque mi hija me lo hace pagar luego.

El parque de los gigantes

 

Hola de nuevo.

Ahora que apetece mas salir, para los que residáis en Cataluña o vengáis a pasar las vacaciones aquí, quiero mostraros una excursión muy bonita que hicimos el fin de semana pasado, perfecta si tenéis niños pequeños.

 

Continúa leyendo El parque de los gigantes

Quesa

Hola de nuevo,

No podía iniciar este apartado de mi blog, sin hacer una primera mención a un lugar muy importante para mí y mi familia, Quesa.

Y Chula como disfruta!!

 

Este pequeño pueblo valenciano, situado en La Canal, es el lugar de nacimiento de mi madre también de mi suegra, y aunque tanto mi marido como yo por circunstancias de sus vidas, nacimos en Barcelona, para nosotros es nuestra tierra.  Y ese amor por ella, se lo hemos transmitido a nuestros hijos.

No llegan unas vacaciones que no decidamos pasarlas allí, y cuanto más mayores nos hacemos, mas deseo tenemos de vivir allí para siempre.

Aunque en Barcelona también vivimos en un pueblo, el sentimiento de paz y tranquilidad que encontramos allí, no lo tenemos aquí.  Ni tan siquiera la relación vecinal es la misma, con ello no quiero decir que no tenga buenos vecinos, por supuesto, pero allí la relación es muy diferente, convives más y es más familiar.

Allí los “muñacos” (niños) van de casa en casa, juegan en la calle y lo pasan en grande con total tranquilidad.  Y los mayores, pues también! Pasamos muchas horas juntos y disfrutamos mucho.

Puedo entender que haya gente a la que pueda no gustarle, pero la vida allí es así, cuando vamos.  El tiempo se detiene, la radio y la televisión no existen… Es un pueblo de los de sacar la silla al portal, y hablar hasta altas horas de la madrugada con tus vecinos y amigos. De ir a buscar el pan, y pasar a buscar a tu vecina para que te acompañe y “charrar” por el camino.

 
Tiene unos 750 habitantes, cifra que se multiplica en los meses de verano y sobre todo en las Fiestas Patronales, que celebran en honor del Santísimo Cristo de la Salud.

Hay rincones preciosos que visitar, como los Charcos de Rio Grande.  Y miles de rutas para hacer senderismo. 

Es obligado si pasas por allí, probar su gastronomía!  No se que tiene, pero allí todo sabe mejor, incluso cuando cocinas en casa…Recomiendo muchísimo las tortas de Gazpacho Manchego. A finales del mes de agosto se celebran las Jornadas Gazpacheras, donde se pueden degustar. Y no os olvidéis del Arroz al horno!! Sobretodo si os dejáis caer por allí, pasad a comer o tapear en el Bar La Parra o en el Bar el Cordobés.

En el mes de enero, celebran la Festividad de San Antón, bendicen a los animales y el Pan Bendito, que se reparte luego con el pueblo, y por la tarde queman hogueras hasta bien entrada la noche, donde los vecinos hacen “torrá de carne”. 

En el mes de Febrero, en concreto el día 14, celebran la Reserva.  Yo por desgracia hace años que no puedo asistir, y parece ser que es un gran acontecimiento, en el que se vuelca todo el pueblo. Representan la historia de la familia García, la última superviviente a una Epidemia de peste que asoló el pueblo en el año 1690.  Hay también un mercado Medieval y para comer, se hacen grandes paellas para todo el que quiera degustarlas.
En Pasqua, hay ir a “rular la Toña” o como los denominan en otras zonas, Panquemaos. Son unos bizcochos parecidos al brioche, que se hornean coronados de huevo.  Rular la Toña consiste nada mas y nada menos que en llevarte la Toña con chocolate, los cocodrilos con huevo duro (que también son toñas, pero para los niños), coger a los muñacos e irte al monte a merendar.

No recuerdo un año de mi vida que no haya pasado allí.  Los más remotos, son de mi infancia, cuando pasaba los veranos en casa de mis abuelos, y allí nos encontrábamos con nuestros primos. Hoy día seguimos haciéndolo.  Pero ahora hemos añadido a grandes amigos, los de siempre y los recién encontrados.

Recuerdo cuando asfaltaron las calles e hicieron las aceras, por la noche se paseaban los jabalíes y dejaban las marcas en el cemento que aun no había fraguado. Y recuerdo, que eran tan resbaladizas que todos los muñacos llevábamos las rodillas peladas de aterrizar.  Y que para evitar las caídas, picaron las aceras.

O cuando bajábamos a bañarnos al río, siempre se nos comía las zapatillas.  Era algo curioso, como las engullía!…aquellas zapatillas horrendas de goma con hebilla!  Siempre me he preguntado por la cantidad de ellas que deben haber quedado atrapadas entre capas y capas de tierra, con el paso de los años. 

¡¡¡¿¿¿Y el verano en que llovieron ranas???!!! Si, si ranas!!, y algunas abuelas salían de casa a recogerlas.  Aquella fue la primera vez que probé las ancas de rana, y debo decir que eran deliciosas.

Y de cuando hacían la Cordá, al acabar el baile, y apurábamos el tiempo hasta que empezaba, jugando a Pasar la Frontera en Bienvenidos, para después salir huyendo hasta casa mientras los petardos silbaban detrás de nosotros.

 

Y ahora tengo tantos y tantos recuerdos, y buenos momentos con mi familia y amigos, y mis amigas Las Glorias, que no veo el momento de volver a verlos.

Si algún día tenéis la oportunidad de visitar Quesa, tened cuidado, porque quien va, queda enamorado de ella para siempre,

Hasta la próxima.