Categorías: Diy

Cómo cambiar el mecanismo de un reloj Ikea

Hola a todos,

En el post de hoy quiero enseñaros algo que es muy sencillo de hacer y rápido, cambiar el mecanismo de un reloj, en este caso se trata de un reloj Ikea del modelo Pugg.  Y es que hace unos días nuestro querido reloj de cocina empezó a hacer cosas raras, un buen día se paró y al cambiarle la pila empezó a atrasarse muchísimo.  Así que decidimos con todo nuestro pesar comprar otro.

Ayer fuimos de excursión a Ikea, que es lo que se suele hacer, porque el recorrido es tan largo que casi necesitas llevarte la cesta de picnic…para comprar varias cosas.  Entre ellas una estantería que nuestro perro ha dejado por fin de comerse.

Cuando encontramos el reloj, decidimos finalmente no comprarlo y cambiar el mecanismo del reloj utilizando uno nuevo que tenia por casa.

Cómo os decía es un trabajo súper sencillo, rápido y barato.  Dependiendo de lo que os queráis gastar podéis encontrar mecanismos con agujas incluidas desde 1,99 € en AmazonAquí  tenéis el enlace del que yo compré, que es un precio intermedio.

Así que os dejo el nuevo tutorial de hoy, espero que os sirva de ayuda, para poder conservar esos relojes que tanto os gustan.

Hasta la próxima!!

Deja un comentario
Compartir
Publicado por
Susana Mora

Entradas recientes

Restauración de un baúl de madera

Hola a todos, Espero que sigáis todos perfectamente y con el Covid bien controlado.  Este…

Cómo hacer un frutero de madera

Hola de nuevo, Llevamos ya varios días de verano y muchos de vosotros posiblemente ya…

Cómo hacer una decoración veraniega

Hola a todos, Hemos estado varias semanas de cuarentena necesaria, para poder controlar este maldito…

DIY…Cómo hacer un bolso triangular

Hola a todos, Espero y deseo que todos os encontréis perfectamente bien, y que tanto…

DIY…Cómo hacer unos prismáticos para niños

Hola a todos Como cada año, ya estamos en Carnaval. Donde yo vivo se celebra…

Cómo decorar un viejo baúl de mimbre

Hola a todos Muchos de nosotr@s tenemos ropa y objetos que muchas veces no sabemos…