Categorías: Diy

Como preparar tu casa para el frio

Bienvenidos de nuevo.

En la entrada de hoy quiero darte unos pequeños consejos sobre cómo preparar tu casa para el frio. Estos días nos hemos entretenido en mejorar el tema de la calefacción y el aislamiento en casa, sobretodo en lo que respecta al ahorro y la eficiencia.

Además de los consejos habituales y más lógicos que son mantener puertas y ventanas cerradas, hay que ocuparse de algún otro pequeño consejo.

Instalar un termostato programable.

En cualquier tienda de bricolaje podéis encontrar varios modelos de termostato programable desde 30 €, es un importe pequeño que compensa con creces el ahorro energético.

Algo muy importante a la hora de ahorrar electricidad con la calefacción es la instalación de un termostato programable.

Nosotros hace tiempo que instalamos uno y la verdad es que va genial, pero al cambiar los niños los horarios escolares hemos tenido que re-programarlo.  Lo tenemos “enseñado” para que se ponga en marcha siempre una hora antes de despertarnos, y para que se baje la temperatura a 15º sobre las 23:30 h. (teóricamente a esa hora ya estamos descansando a pierna suelta y calentitos en la cama, el que no que se abrigue!!) 🙂

Algo que se recomienda también es bajar la temperatura máxima a 20 º de este modo además de ahorrar en luz al cabo del año unos eurillos, reducimos el impacto ambiental producido por nuestra calefacción.

Actualmente con la entrada en la vida doméstica de la domótica podéis encontrar diferentes tipos de termostatos que además de digitales son inteligentes y podéis controlarlos a distancia mediante  apps instaladas en vuestro smartphone, podéis configurarlos para que se conecten a vuestra wifi e incluso si sois usuarios de dispositivos Alexa o Google conectarlos a ellos.

Aislamiento de puertas y ventanas.

Este año hemos repasado todas las ventanas, y no solo se ha notado en cuanto a frío, si no que además hemos conseguido insonorizar aún mas la casa del ruido exterior y por muy poquito dinero.  Con tres rollos de teflón de a penas 2 € cada uno, problema resuelto.

Además teníamos un traba añadida desde hace años, y es que nuestras ventanas a pesar de tener doble acristalamiento “lloraban” muchísimo.  Una pega grave que además nos ha provocado uno mucho mayor, el del moho.

Otro punto importante es el aislamiento de puertas y ventanas.

De momento al haber reforzado el aislamiento de las ventanas, han dejado de estar húmedas constantemente. Esperaremos a ver como pasan el invierno, pero de momento con los primeros fríos, parece que la cosa va bien.

Algo que ayuda mucho a conservar el calor en el interior de nuestra casa, es bajar las persianas al ponerse el sol.

Otra de las cosas que hemos hecho ha sido revisar todos y cada uno de los radiadores, alguno de ellos tenia alguna pérdida porque son muy viejos y por el momento no nos es posible cambiarlos , así que los que tenían fugas han sido reparados con masilla reparadora especial para metal y tuberías.

Conservar el calor de los radiadores

Una parte del calor que producen los radiadores se pierde a través de las paredes, por este motivo es muy importante tratar de conservarlo al máximo.

Así que  como colofón hemos instalado un aislante detrás de los radiadores.

Se trata de unas láminas aislantes, son plateadas por un lado y acolchadas por otro, ponerlo es súper sencillo y muy barato.  Con un rollo tuvimos suficiente para toda la casa y el coste fue de unos 10 €.

Como podéis ver en la explicación del producto que adquirimos en un centro de bricolaje, instalando este aislante recuperas un 95 % del calor que normalmente se escapa a traves de las paredes, así que no solo nos beneficia de cara al frio, si no que ayuda a nuestros bolsillos y al medio ambiente, algo muy importante.

Su colocación es sencillisima, únicamente necesitáis tijeras y cinta de doble cara.

Hay que tomar las medidas del radiador donde se quiere poner y cortar una pieza algo mas pequeña que la medida total de elementos.

Con una pequeña tira de cinta adhesiva por cada lado hay suficiente para que se adhiera a la pared detrás de cada radiador.

Aqui teneis una muestra de como quedan.

Y ya que hablamos de radiadores, si tenéis pensado darles un nuevo aspecto en Cubreradiadores podéis encontrar diferentes ideas para vestir los vuestros!

Así que nada, ya estamos mas que preparados para la ola de frío de este invierno 😉

Hasta la próxima!

Fuente Imagen de portada: Pixabay

Deja un comentario
Compartir
Publicado por
Susana Mora

Entradas recientes

Restauración de un baúl de madera

Hola a todos, Espero que sigáis todos perfectamente y con el Covid bien controlado.  Este…

Cómo hacer un frutero de madera

Hola de nuevo, Llevamos ya varios días de verano y muchos de vosotros posiblemente ya…

Cómo hacer una decoración veraniega

Hola a todos, Hemos estado varias semanas de cuarentena necesaria, para poder controlar este maldito…

DIY…Cómo hacer un bolso triangular

Hola a todos, Espero y deseo que todos os encontréis perfectamente bien, y que tanto…

DIY…Cómo hacer unos prismáticos para niños

Hola a todos Como cada año, ya estamos en Carnaval. Donde yo vivo se celebra…

Cómo decorar un viejo baúl de mimbre

Hola a todos Muchos de nosotr@s tenemos ropa y objetos que muchas veces no sabemos…