Restauración de la vieja mecedora

Hola de nuevo!!!

Cómo os comentaba hace unos días, este verano en el pueblo, ha sido de lo mas productivo y no sólo porque he realizado proyectos que se me han ocurrido al llegar allí, si no porque ya llevaba otros en la maleta.

Y es que hace unos meses, mi hermana pequeña, me envió una foto de los pies de la vieja mecedora, con un montoncito de serrín debajo y el mensaje de “ya tienes trabajo este verano”.
Pues si, las termitas estaban haciendo estragos, y aunque ya tenia en mente restaurarla, ahora ya era un caso de vida o muerte.
Según me comentaba mi tía Rosa estas vacaciones, la mecedora lleva en la familia 100 años, ahí es nada!! Y tiene la particularidad de que el asiento ya no conserva el enrejado de mimbre. Al preguntarle sobre la reparación, me dijo que recuerda que su padre, aprovechó una goma que rescató de las ruedas de un avión.
Como os he comentado alguna vez, mi abuelo Eulalio, era un especialista en el reciclaje y hacia autenticas maravillas.  Fue zapatero remendón, relojero… y hoy habría sido un buen hacker de Ikea!!!
Así que para rejuvenecer la vieja mecedora, empleé varios días, no quería hacerlo corriendo así que fui paso a paso y puse mucho esmero en matar los bichitos.
Para restaurarla necesité:
– Lijadora
– Lija de espuma y lija de agua
– Barniz
– Xylamon fondo
– Xylacel carcomas en spray
– Masilla reparadora
– Paletina

Lo primero y mas importante es matar el bicho que está destruyendo nuestro mueble, para ello hay que utilizar un producto que mate la carcoma.

Como en otras ocasiones utilicé Xylacel Carcomas, lleva una cánula que hay que introducir en cada uno de los agujeros que hay en el mueble, y después taparlos con la masilla reparadora escogida.

Hay que aplicar el producto en cada orificio

Además para asegurar la desinfección, apliqué una mano de Xylamon Fondo, por si se escapaba alguno…;-P

Después de aplicar ambos insecticidas y tapar todos los agujeros, para lo que debo decir tuve ayuda de mi peque, tocó dejar la mecedora tapada 24 horas.
Al final entre una cosa y otra, la mecedora reposó unos cuantos días más, y es que en verano no todo va a ser trabajar, por mucho que me apasione.
Unos días mas tarde pasé al lijado y limpieza, para prepararla para el barnizado.
Una vista de la mecedora lijada, se puede observar el asiento reparado por mi abuelo, que aún aguanta!
Aquí se puede apreciar la masilla reparadora

Finalmente sólo quedaba barnizar, escogí un tono “Roble”, que era el que ya tenía de origen.
Entre mano y mano de barniz, va genial un nuevo lijado para dejar la superficie lo mas lisa posible


Y aquí la tenéis, vestida con un precioso cojín que hizo mi madre.  A por otros 100 años más!!!
Hasta la próxima.
Deja un comentario
Compartir
Publicado por
Susana Mora

Entradas recientes

Restauración de un baúl de madera

Hola a todos, Espero que sigáis todos perfectamente y con el Covid bien controlado.  Este…

Cómo hacer un frutero de madera

Hola de nuevo, Llevamos ya varios días de verano y muchos de vosotros posiblemente ya…

Cómo hacer una decoración veraniega

Hola a todos, Hemos estado varias semanas de cuarentena necesaria, para poder controlar este maldito…

DIY…Cómo hacer un bolso triangular

Hola a todos, Espero y deseo que todos os encontréis perfectamente bien, y que tanto…

DIY…Cómo hacer unos prismáticos para niños

Hola a todos Como cada año, ya estamos en Carnaval. Donde yo vivo se celebra…

Cómo decorar un viejo baúl de mimbre

Hola a todos Muchos de nosotr@s tenemos ropa y objetos que muchas veces no sabemos…