Bacalao al horno con cebolla confitada y "allioli" gratinado

Hola a todos!

Hace unos días recordaba un bacalao que comí hace muchísimos años que me encantó, y como tenia previsto hacerlo para cenar, pensé que seria una buena opción para la cena, y así no recurría al aburrido (aunque muy bueno) bacalao rebozado de siempre.
Así que me decidí a hacerlo y la verdad es que el resultado nos encantó, incluso a mi hijo, que siempre protesta cuando hay pescado.
Y no solo está buenísimo, es rápido y fácil de hacer.
Para este plato necesitáis (4 personas):
– 4 supremas de bacalao (también se puede hacer con merluza)
Para la cebolla caramelizada:
– 2 cebollas
– 2 cucharadas de azúcar moreno
– 2 cucharadas de vinagre de Módena
– aceite
Para el allioli:
– 1 ajo
– aceite
– sal
-huevo
Caramelizar la cebolla.
Primero hay que cortar la cebolla en juliana y ponerla a pochar en una sartén con un poco de aceite, a fuego moderado.
Dejar hasta que empiece a ponerse transparente, y luego incorporar un par de cucharadas de azúcar moreno.
Hay que remover bien, hasta que el jugo que desprende se vaya espesando y en seguida incorporar dos cucharadas de vinagre de Módena y mezclar bien.  Dejar unos cinco minutos, a fuego lento para que acabe de emulsionarse todo y se pierdan los vapores del vinagre.
Disponer el bacalao en una fuente previamente untada, y salar muy ligeramente.
En el vaso de la batidora preparar el “allioli”, a poder ser bien espeso.
Sobre el pescado, poner una generosa capa de cebolla caramelizada, que lo cubra todo.
Y sobre la cebolla, el “allioli”.
Y después solo hay que meterlo en el horno a gratinar.  En mi caso, lo puse a 210º unos 10-15 minutos.
Y a disfrutarlo!!
Anuncios

Deja un comentario