Las bondades de internet también sirven para ahorrar

Hola de nuevo,

Anoche pensaba en mi primer contacto con la informática y los ordenadores, y en cómo ha cambiado nuestra vida gracias a ellos y a Internet.

 

 
Mis comienzos con la informática fueron a través de un curso que mi madre me pago, con muchísimo esfuerzo, en el que te iniciaban en el Basic, Cobol y Pascal…uffff…donde queda eso…
 
Por aquel entonces, también tengo presente una o dos sesiones en el colegio con un Spectrum y un gran televisor. Con el nos limitábamos a jugar a un juego de tenis de lo mas sencillo, en el que dos rayas verticales se peleaban por una bola blanca o practicábamos simples comandos informáticos.
Años más tarde, tuvimos la suerte de que un gran amigo, que por desgracia nos dejó muy pronto y muy joven, nos regalase un ordenador IBM 386.  Aquello era una maravilla… con su MS-DOS podíamos hacer muchísimas cosas!!! Bueno, si lo miras ahora desde la distancia… muchas, muchas, no, pero era nuestro primer ordenador.  Y los juegos eran alucinantes de Indiana Jones, el Chess, el Monkey Island…eran tan alucinantes, que nunca mas he vuelto a jugar a nada.
 
En mis inicios como secretaria, con 17 años, la única máquina que había en el despacho era la de escribir y la del café!!! Cuantos cafés habré servido!!!  Y recuerdo días enteros escribiendo a máquina cartas y recibos para los clientes, con aquel papel de calco tan horrendo.  La de veces que lo había puesto al revés al principio, y me hacia la copia tras el mismo recibo que picaba a máquina… y venga, vuelta a empezar…
 
Años más tarde, allá por el 94, en mi nuevo trabajo no solo había ordenadores, si no que había uno por mesa!! pero no teníamos contacto todavía con Internet ni el uso que se le da ahora.  Poco a poco la cosa fue avanzando, y facilitando mucho las tareas. 
 
Hoy en día, gracias a Internet y al correo electrónico, el fax ha quedado relegado a un más que olvidado segundo plano.  Y no digamos ya, el correo ordinario, destinado a resolver asuntos de carácter más “oficial”, y es que la Administración en este aspecto se ha quedado obsoleta. La inmediatez que te proporciona el e-mail no la tienes con el fax ni con el correo ordinario.
 

Y es que todo este rollo que os he soltado, viene básicamente a colación de comentarios que muchas veces me hace la gente del tipo : “¿Cómo puede ser que sepas hacer eso?” o “¿Habéis reparado la lavadora? Y, ¿Cómo habéis aprendido?” o “¿Sabes cómo sacar esta mancha?” Etc, etc, etc.  Pues no, no sé, o más bien no sabía, al igual que mucha gente.

Hay que preguntar, como nos decían en la escuela. Y ahora es muy sencillo preguntar, y no da tanta vergüenza, porque cuando no sé hacer algo, se lo pregunto al Sr. Google.

Que tengo una mancha odiosa de cacao que no sale, pues se lo pregunto.  Que la lavadora ya no tiene garantía y no quiero gastar dinero en reparaciones, pues se lo pregunto. Que tengo ganas de hacer un pudin de coco, pues lo busco. Que tengo problemas con mi ordenador, o necesito saber como funciona un determinado programa, pues lo mismo.

 
Con todo este rollo vengo a deciros ni mas ni menos, que con Internet también se puede ahorrar.
Voy a poneros algunos ejemplos:

En cinco años, he ido a la peluquería 3 veces.  Cuando las cosas empezaron a ir mal con la crisis, y perdí mi anterior trabajo, deje de ir porque me costaba un dineral, entre 50 y 60 € cada dos meses aproximadamente, a veces hasta mas dependiendo lo que me hiciese. Ahora me lo tiño y corto yo. Y estoy divina de la muerte siempre!  Simplemente le pregunte a Google: “¿Cómo cortarse el pelo uno mismo?” y listo. Este verano hasta fui a la moda con un corte a lo Bob.

 

Cuando nuestra lavadora y secadora acabaron su garantía y se averiaron, en la página web de Yoreparo.com encontré la manera de solucionar todas sus averías.  Cambiamos la correa varias veces, intercambiamos la puerta de una a la otra cuando la secadora murió…etc, etc…

Uno de los móviles que teníamos Samsung, empezó a tener fallos de carga.  Pues por 4 € y gastos de envío, compré la pieza en Amazon, y gracias a un tutorial de Internet se la cambiamos y funcionó de nuevo.

Una tarde, mi hija se roció el maillot de ballet con chocolate, y como ya había tenido la mala experiencia de camisas y camisetas, echadas a perder por culpa de los batidos de cacao (que no se que les ponen pero no hay quitamanchas que lo saque), encontré el truco definitivo en Internet. Nunca, nunca, aplicar jabón en seco tan solo hay que dejar en remojo con agua caliente y frotar.  Funciona!! No he vuelto a tirar ninguna pieza de ropa por culpa de un batido.

¿Que queréis aprender idiomas?  Sólo hay que tener fuerza de voluntad y podéis hacerlo gratis con cualquiera de las páginas que hay.  Como Busuu.com o Duolingo.com.

Podéis estudiar también gratis, con Aula Facil. O encontrar cursos a muy buen precio con webs como Emagister.

Y en cuestiones informáticas, siempre podéis consultar al gran Oráculo Google. Posiblemente encontréis la solución, sea simple y te ahorres un buen dinero, y además aprendas algo.

Y sí, hay muy buenos profesionales por el mundo, que nos pueden solucionar todos y cada uno de los problemas por un módico precio, pero cuando cuesta llegar a fin de mes… hay que buscarse la vida.

Hasta la próxima!!

Anuncios

Deja un comentario