Hola a todos,
Hoy quiero enseñaros el cambio que he conseguido en mi recibidor, con la restauración de una cajonera.  Como os comenté en uno de mis posts anteriores, este verano descubrí un almacén de un conocido que se dedica a la compra-venta de muebles, y que para mi resultó ser todo un hallazgo.
Me pasé por allí buscando un mueble para cambiar la decoración de mi recibidor.  Como veis, tenia una consola de madera y cristal que había aprovechado de mi hermana, hacía muchos años que la pusimos y ya pedía un cambio.

Así que un día encontré esta cajonera, con un aspecto muy sucio, pero con la madera bastante sana. Y me puse manos a la obra.

Para la restauración de esta cómoda necesitamos:

– Guantes
– Mascarilla
– Lijadora y aspirador
– Recambios lija
– Lija de agua
– Paletinas y rodillos pequeños
– Cubeta para pintura
– Tratamiento anti termitas
– Cera
– Un plástico lo suficientemente grande para tapar el mueble
– Selladora
– Pintura blanca y gris mate
– 8 pomos
– Papel de empapelar
– Cola para empapelar

 

Primero: Limpieza y desinfección

Antes que nada debemos aplicar un buen producto anticarcoma y cera en cada agujero que encontremos. Luego la taparemos muy bien con un plástico y la dejaremos mínimo 24 horas y máximo 1 semana, dependiendo del producto que utilicemos. Varia según el fabricante.
Yo acostumbro a utilizar este anticarcomas
Una semana más tarde procedemos a lijar bien el mueble y a retirar todos los pomos de los cajones. Luego hay que limpiar muy bien el mueble para retirar el exceso de polvo y grasa que pueda tener, puesto que podría provocar que la pintura no se adhiera correctamente.
Una buena solución de limpieza y desinfección es mezclar a vinagre y agua a partes iguales

Segundo: La pintura

Para la decoración de la cómoda en mi caso escogí un esmalte acrílico en blanco y otro en gris.
Entre capa y cada, debemos siempre dar un buen lijado, para evitar imperfecciones y conseguir un acabado liso.
Una vez pintada en los tonos definitivos, realizamos un lijado para desgastar el mueble y darle un aspecto envejecido.

Una vez finalizada la pintura, es hora de colocar los pomos escogidos.  Si queremos darle personalidad a nuestro mueble, una buena opción es decantarnos por pomos diferentes.

Las cerraduras se han limpiado muy bien con vinagre y después con un producto para metales

Para rematar el mueble, podemos optar por forrar el interior de los cajones con un papel de pared o papel vinílico.  Si nos decidimos por el papel de pared, para protegerlo aplicaremos un par de capas de cola.

Para acabar la decoración de nuestro recibidor lo pintamos en un tono gris plata, y la pared donde va apoyado el mueble la forramos con el mismo papel que utilicé para el interior de los cajones.

Además en el almacén de los muebles de segunda mano me agencié también una lámpara de estilo Tiffany y un espejo (que también he de restaurar) por muy poco dinero.
Y aquí podéis ver el resultado.

Hasta la próxima.

 

 

Deja un comentario
Compartir

Entradas recientes

Imitación de madera de raiz (Técnicas de pintura)

Hola a todos, En el día a día, es muy común que caigan en vuestras…

Cómo imitar el falso repujado paso a paso

  Hola a todos, Si hay algo que he tenido claro siempre es mi predilección…

2 Ideas con botes de cristal reciclados

Hola de nuevo, Seguramente cuando acabáis las conservas de algún bote de cristal, os paráis…

Restauración y tapizado de banqueta

Hola de nuevo Estos últimos meses he estado trabajando en la restauración y tapizado de una…

Cómo recuperar una silla

Hola a todos, Después de unos cuantos días de parón por las vacaciones navideñas hoy…

DIY…Decoración para Árbol de Navidad

Hola a todos, ¿Qué tal lleváis los preparativos de esta Navidad Atípica? ¿Tenéis tantas ganas…